𝐔𝐂𝐑𝐀𝐍𝐈𝐀 𝐘 𝐒𝐔 𝐏𝐑𝐈𝐌𝐄𝐑𝐀 𝐍𝐀𝐕𝐈𝐃𝐀𝐃 𝐁𝐀𝐉𝐎 𝐆𝐔𝐄𝐑𝐑𝐀

El día de san Nicolás se celebró este lunes en Ucrania en un esfuerzo por crear buenos recuerdos en los más pequeños pese a la guerra. Los voluntarios hacen posible que los niños que han perdido a sus padres u hogares por la invasión rusa reciban regalos.
Todos los años el 19 de diciembre los niños ucranianos, corren a buscar sus regalos, que son entregados durante la noche por San Nicolás, bajo sus almohadas o bajo el árbol de Navidad.
En Kiev, como en muchas otras ciudades, la mañana de este día trajo una nueva oleada de ataques con drones que golpearon objetivos de la infraestructura energética dando como resultado apagones.
Sin embargo, pese a la situación en Leópolis, una casa de San Nicolás levantada en un parque dio la bienvenida a los alumnos de una escuela local este lunes, pero mientras los niños veían una pieza breve de teatro y disfrutaban del entretenimiento la guerra apareció de fondo durante un rato.
Los poemas recitados por los pequeños fueron más bien sobrios y en ellos pedían a San Nicolás que traiga regalos a quienes han perdido a sus seres queridos y que proteja a los soldados.
La casa de San Nicolás acoge a muchos menores que tuvieron que huir de sus hogares y ahora viven en el sitio, durante esta celebración varios niños entre lágrimas pedían que se haga que se acabe la guerra.